martes, 22 de mayo de 2018

ESTO SE VOLVIO UN DIARIO DE UNA CUARENTONA


Yo empecé a escribir esta maravillosa catarsis en el año 2011, con 36 años, y déjenme decirles que de 36 a 43, que acabo de cumplir, la vida cambia ABSOLUTAMENTE.

Usted de 36 es un adulto jóven, todavía todo esta bien situado, la memoria bien, el baile bien, la coordinación bien, en fin, todo como en orden. El tema arranca al cumplir 40, ese día, máximo al siguiente usted ya es un adulto, ¡adulto con toda! Gustos de tía, bailado de tía, la rodilla le traquea, los dichos ya son de esos de los que los adolecentes se burlan, el aplauso bailando se sale solo, en fin … en resumen usted se descubre hablando como su mamá, con los mismos dichos y a la vuelta de dos días esta pidiendo piecitos de matas y comprando tapetes en los viajes.

Como mi mundo se ha convertido en eso, pues este blog, muy bien bautizado catarsis, se va a convertir en el diario de una cuarentona que no tiene mas remedio que asumir su edad y achaques con toda la altura posible.

Si le sigue interesando leer lo que tengo para contarle y si usted es mas joven pues léame como las predicciones de Nostradamus, porque señores, este es el futuro que les espera.

Mis amigos siguen pensando que son unos chachos, ellos todavía creen que los universitarios los ven contemporáneos y mis amigas todavía se sienten las mamás chéveres, pues déjenme contarles que nada mas lejano de la realidad, así usted sea como yo y les converse como la tía cheverona, ellos solo ven una señora muy ridícula conversándoles.

Bueno de hoy en adelante les contaré como transcurren mis días en el aceptar que soy, nada mas ni nada menos que una señora barrigona cuarentona.

martes, 31 de enero de 2017

LA FIESTA DE NAVIDAD EN LA EMPRESA


A mi sinceramente uno de los programitas más malucos a los que me pueden invitar es a la bendita fiesta anual de navidad en la empresa, ojo, eso no significa que pase maluco, pero si me parece un plan bastante aburridor.

Primero usted TIENE que ir, no hay chance de escoger si quiere o no, porque usted, pues, es un empleado y la fiesta es para agradecerle su GRAN labor durante el año, entonces es como si Ud. faltara a su cumpleaños, eso no se hace, pues faltar a la fiesta de la empresa tampoco, con la diferencia que es su fiesta y la de los otros 300 que también hicieron una SUPER labor.  Si usted no va, queda mal con todo el verraco mundo en la empresa, al jefe le parece un desagradecido, al compañero un pinchado y a los otros pues ni hablar …

Bueno igual uno se chanta la mejor actitud de la que disponga y arranca pa’ la fiesta. Primero yo como buena boba, llego sola, uno a estos planes no llega solo porque le toca sentarse con el primero que encuentre y eso es el peor negocio de la historia, porque termina usted, sentado entre dos compañeros de trabajo con los cuales no tiene absolutamente nada de qué hablar y como están en plan de fiesta entonces todos sacan a relucir sus mejores (es un decir) chistes y uno (casi por obligación) se tiene que reír de cuanto hueso saquen.

Después de reírse de nada por hora y media arranca la orquesta, y todos a bailar en circulito (que para mí es la mejor modalidad en estas fiestas). A esta hora todo va bien porque la gente apenas está prendiendo motores, hacen trencito, caída de la hoja, movimiento de hombros y el infaltable San Juanero (¡gracias grupo de danza del colegio!  porque mientras todos hacen el ridículo uno ahí medio baila como es, eso sí queda broncoaspirado, si usted quiere tener buen estado físico baile San Juanero diario). Luego sigue en concurso de baile, ¡que a mí me encanta! Pero siempre me toca con el directivo tieso que todos los ritmos los baila con el mismo paso, entonces me sacan de segunda y quedo viendo un chispero. Luego el concurso de karaoke que también me fascina, pero obligatoriamente tiene que ganar o una secretaria o una de las del aseo porque el premio está buenísimo, entonces pues ahí quedo de virreina o primera princesa, pero eso si después de cantar a pulmón herido dos o tres canciones (y que quede clarísimo que canto feo, pero por un tris, mejor que los otros), entonces después de hacer tremendo oso, ni siquiera gano.


Y claro el licor empieza a hacer efecto y yo por un pinche pánico de que piensen que soy pinchada (cosa que todos piensan) bailo con cuanto personaje me saque a bailar, entonces termino bailando con el que no sabe, con el que sabe mucho, con el que quiere amacizar, con el que me habla escupiendo, con el que se confiesa, con el que me dice que pensaba que yo era muy pinchada, con el que empieza a coquetear (nunca los dejo seguir) y con la momia, TODOS en la misma fiesta y siendo muy sincera ese plan me parece muy HARTOOOOOOOOOOOO, así que parece ser que lucho contra la vil realidad: ODIO LA BENDITA FIESTAAAAA!!!! Eso si se les olvida 15 días que soy de las pinchadas de la empresa... Tocará seguir yendo …

martes, 24 de enero de 2017

VOLCAN DE LODO

Los que me conozcan sabrán que yo me pego hasta para la movida de un catre, todos los planes me encantan y soy bastante entusiasta, incluso seguramente ñoña para muchos o gordita recochera para otros.

Yo todavía me acuerdo estando muy joven, mi mamá estaba viendo el noticiero y hicieron una nota sobre un volcán de lodo en la costa y a mi eso me pareció increíble! Yo me lo imagine como la mejor experiencia de la vida ….

Pues en estas vacaciones un señor costeño que nos transportaba, nos contó que a menos de una hora de donde estábamos había un volcán de lodo, yo casi me hago pipi de la emoción, por fin iba a cumplir mi sueño de sumergirme en un lodo medicinal estilo spa, el lodo suave cubriría mi piel como diosa Juno y yo podría descansar y relajarme por largo rato en esa sensación maravillosa. Mi marido, que no es sino un bacán, me acolito el plan y una prima antropóloga también se pegó, obvio íbamos con los dos muchachitos.

Bueno pues llegamos al volcán, a mi desde la entrada me pareció sospechoso porque era un lote muy árido y yo no veía donde estaba el tal volcán … eso si veía la gente salir cubierta de lodo de arriba abajo y un montón de duchas cada una con su negra respectiva para restregar a cuanto turista salía del volcán. Yo no me deje poseer por los prejuicios y seguí feliz con el plan, eso si uno de mis hijos que él en eso no se iba a meter, yo saque toda la artillería para convencerlo y el papá también y al no convencerlo pues ni modo: - fresco chiqui que no te metes, eso si nos tienes que esperar al lado del volcán-.

Mi señor marido fue y compró la boleta y entramos por máquina registradora de buseta al terreno que no es mas que un tierrero con un hueco en la mitad, nos asomamos y era el volcán! Ahí yo me volví a emocionar!!!! Ahh ver ese hueco lleno de lodo con dos o tres allá echados fue muy conmovedor, yo inmediatamente entre de primera y metí mi piernita, pero oh sorpresa! No había fondo, entonces ya eso no me gustó, yo frené en seco y mire a mi esposo y le dije: - No tiene fondo, la pierna no para, me voy a hundir – con cara de perro degollado y ya muerta del susto, obviamente los que estaban adentro empezaron a gritarme desde el otro lado (obvio habían oído todo, yo hablo como si tuviera un megáfono interno): tranquilaaaaa, no se hundeeee, ahí frenaaaa – yo les creí, igual agarre a mi marido cosa que si yo me hundía hasta el cuello (deja vu de Indiana Jones en arenas movedizas) él me salvará como un macho cabrío. Efectivamente quede hundida hasta la rodilla, no me hundí mas, pero oh! No era capaz de moverme ….. entonces otra vez los de adentro: - Tireseeeee y nadaaaaaa – y yo en medio de la euforia pues me tire de frente y encalle!!!! ¡No era capaz de moverme ni para adelante, ni para atrás, ni de voltearme, nada! Los del frente me daban instrucciones, a mí me dio ataque de risa, mi marido tratando de meterse a ver que hacía con el cachalote en el lodo y mi hijo mirando desde arriba con cara de “¿esta es la familia mía para el resto de la vida?”.

Bueno con su ayuda yo di la vuelta y ahí medio me acomodé, además para no tapar la entrada de los 30 que venían detrás de nosotros y llenaron el volcán. Mi prima y mi marido felices, mi hijo matado jugando, el era capaz de moverse y yo harta!!! Eso me pareció horrible! La contextura no era como yo me imaginaba, no me podía mover, algo me rosaba y yo no sabia que era! Horrible!!!! Aguante 15 minutos diciéndome: - suelta el control, relájate, vive el presente, etc. – Hasta que no pude más y desde mi estómago salió una fuerza de esas de situación de riesgo y con toda mi energía me moví hasta una cuerda que ayudaba a salir, y me salí!

Uno queda con el vestido de baño lleno, repleto de lodo, entonces ahí medio me escurrí y me fui para las duchas donde hay que agradecer a las negras porque sin ellas uno no es capaz de quedar limpio, la que me toco a mí, cuando termino: - lávese bien la colita y queda lita – y yo le quedare eternamente agradecida.

Ya lo viví, creo que primera y última vez, espero acordarme la próxima vez que oiga del plan ….